Reflex-ion-ando – Del miedo a decidir, a lo desconocido y la impunidad de hacerse grande leyendo comics

Óscar Cayul

A medida que pasan los años, intento desempeñarme como un cristiano-humanista-psicólogo-educacional-social, mientras lucho con la Ecuación Anti-Vida que radica en la flojera y la postergación recurrente. Disfruto del hogar, lugar donde habita el amor, el buen cine, los juegos y buenos comics

También te podría gustar...

  • “De pronto no era tan niño. Me di cuenta que podía leer otras cosas, y que ya había empezado. No pude sobreponerme en principio ante la oscuridad de un murciélago y un vampiro, pero pude conocer el final amargo de la muerte injusta donde no hay héroe alguno que gane, casi como si estuviera preparándome para soportarlo en las noticias de cada día, de los poderosos de siempre, y de las impunidades de años. Después del miedo inicial, sentí que ahora estaba preparado para leer nuevas cosas, que ya no era un niño (tampoco un adulto), y que había más en los comics esperando por mó que sólo dinosaurios y viajes por el tiempo.”

    maravilloso wn

  • Excelente articulo, nada mas que decir. Yo sentí lo mismo con Superman Que paso con el Hombre del Mañana. Curiosamente fue el primer comic que tuve del personaje, pero lo conocía por las películas y series animadas y sorprendió bastante la crudeza de lo que ocurría en dicho comic. Antes de leerlo pensaba que los superheroes eran inmortales y todo desafió por difícil que fuera, terminaría con un final feliz. Pero ese comic no, literalmente me golpeo en la cara, que los héroes podrían morir, pero no lo harían en vano. Una vez mas, maravilloso articulo xD

  • Recuerdo este artículo desde los tiempos del viejo MV, igual que el de los integrales y las grapas, recuerdo que eran mis favoritos.

    Yo empecé a coleccionar y a apasionarme realmente por el mundo de los cómics bastante tarde, pasados los 20 años, antes había leído una que otra cosa y conocía los personajes mayormente por las películas o las series. Como estaba tan grande, no había un cómic especialmente adulto que me hiciera “crecer”, pero recuerdo que leí The Killing Joke y -aunque conocía el argumento- me sorprendió su madurez, de todas formas no fue tanto…
    Bueno, la anécdota que iba a contar se remonta a varios años antes… En básica fui a la casa de un amigo a hacer un trabajo, el tenía una pequeña colección de cómics (para ese entonces me parecía enorme) y leí uno de Superman: Aparecía un héroe de traje negro, con pelo café largo y una estrella blanca gigante en el pecho, Superman tenía una armadura y luchaban contra un científico enano con lentes verdes y peinado “tipo callampa-Trunks”. No entendí un carajo. Muchos personajes desconocidos, y que yo supiera el azuloso nunca ocupaba armadura, era el Hombre de Acero, no de Hierro… tan perdido no estaba ¿no? La cosa es que el de Superman y otros no me terminaron de convencer, así que elegí uno de Batman… Wow, ¡ese sí que era bueno! Una historia donde un anciano ventrílocuo “manejaba” a una marioneta con pinta de gángster (eran The Ventriloquist y Scarface, como supe más adelante). En este cómic incluso Bruce iba a confesar su identidad a Vicky Vale. La historia en sí no era tan adulta (violencia, gángster, creo que habían drogas), lo que realmente me impactó (y lo sigue haciendo hoy, en menor medida) era que al final del capítulo la marioneta agarra a un chico y le pone “zapatos de cemento” (qué cliché), lo tira por un muelle y la última viñeta es el chico ahogándose. ¡¿Qué diablos pensaban publicando ese cómic para niños?! ¡Casi tengo pesadillas!
    Lo genial es que fue casi el primer cómic que compré que no fuera Unlimited, y por pura casualidad. Creo que ese fue el primer cómic maduro que leí… todavía lo tengo.
    Me alargué un poco mucho, pero será! Te felicito por la reseña, espero leer más entradas así de personales 🙂

    P.S: Más tarde leí el cómic de Luthor (creo que gracias a esta misma reseña de 2012) y es una maravilla. Ah! No te perdías de mucho al no comprar ‘Darkseid v/s Galactus’.

  • qwerty

    Buen articulo,me hizo acordarme cuando era mas pendejo y leía cómics inocentes (las aventuras de batman de perfil,tintin ,lucky luke) y llego mi madurez de lectura con la broma asesina de moore.Lo compre en un paseo de curso de séptimo básico en el tabo en una tienda que tenia 5 bromas asesinas de la editorial perfil(una al lado de la otra) y me lo vendieron al precio que salia en la tapa 880 pesos.En una época sin Internet ni celulares modernos ,lo único que sabia era que barbara gordon quedaba invalida(tardes leyendo el correo de lectores),cuando leí la viñeta del joker disparandole a barbara y después empelotandola para sacarle fotos ,reconozco que me recage de miedo ,si me recague de pánico y terror ,recuerdo mi expresión de que esta haciendo este conchesumadre?refiriendome al joker y después ver la viñeta de gordon viendo las fotos de barbara en pelota y mi cara de oh no puedo ver esta huevada es muy fuerte,tanto así que esa noche no pude dormir.Fue tanto para mi que actualmente no recuerdo nada del paseo ,pero si el hecho que por primera vez un cómic me diera susto y reticencia de ser leído,lo suficiente pa no leerlo de nuevo ,al menos hasta que llegue a primero medio