Obelix y Compañía: La Conquista Económica

oconowoc

Nacido en la familia más rojas del país, Juan Pablo, a los 10 años se unió a un freak show que recorrió toda Europa, donde su habilidad de mover sus articulaciones en ambas direcciones le gano el asco del publico. Después de su travesía alrededor del mundo, se dedicó a la cata de cervezas en el Raj Británico, donde sus cuotas de alcohol le dieron el nombre de “el Gandhi de la cebada”. De vuelta en su tierra se dedicó a la espeleología, donde un trágico accidente lo dejó en estado vegetal. Actualmente, mediante impulsos eléctricos, puede mover su mano derecha. Los doctores han conseguido que escriba ensayos y pinte paisajes al óleo.