“Ghost in the Shell” (2017): o cómo comprometerse hasta la mediocridad

Obi-Wan Kannabis

Por muchos años trabajé para una empresa maligna, pero luego encontré el lado iluminado de la fuerza y actualmente estoy desempleado, y disfrutando de lo que es ser un ñoño a concho. Soy duro como La Mole pero tierno como la tía petunia.

También te podría gustar...